Pura relajación en Ibiza

Mientras que el sur de Ibiza destaca por sus hermosas playas, excursiones y multitud de posibilidades lúdicas, el norte de Ibiza convence por su paisaje natural y agreste. Hay varias rutas de senderismo, donde se puede explorar y disfrutar del típico idilio ibicenco. En el campo encontramos muchas villas de vacaciones donde puede pasar unas vacaciones relajadas y tranquilas en Ibiza. En coche, se accede fácilmente a las playas y pueblos animados cercanos a ese su lujoso retiro.

Bahías tranquilas y hermosos paisajes

El oeste de Ibiza presume de la proximidad a lugares animados como San Antonio, pero retirarse a las calas tranquilas es rápido y fácil. Aquí es fácil combinar la relajación con el bullicio colorido de la isla.
En Cala Gracio encontrará un resort a poca distancia de San Antonio. La cala es de fácil acceso incluso para personas con movilidad reducida y gracias a sus aguas poco profundas es ideal para niños y no nadadores. Como una playa típica de Ibiza, Cala Gracio combina el entorno rural con ese espíritu de Ibiza que es popular entre los turistas de fiesta y lujo.

Un poco más al norte se puede llegar a Cala Salada a través de una carretera sinuosa. En verano, esta carretera se cierra y para acceder se tiene que confiar en un pequeño servicio de transporte que recorre la bahía a intervalos regulares desde San Antonio. Hay un alquiler de botes a pedal y la popular y protegida bahía de arena se llena rápidamente en temporada alta. En la zona hay una pintoresca torre de piedra que parece proteger la bahía. También una visita a las cercanas cuevas de Ses Fontanelles vale la pena. No se puede conducir hasta la entrada de la cueva debido al camino de arena, por lo tanto, debe procurarse calzado sólido en el equipaje. La cueva está protegida por rejas, pero en su interior todavía se pueden apreciar pinturas de la Edad del Bronce. Desde allí podrá disfrutar del hermoso paisaje en paz.

Experimente la tradición de cerca

En el norte de Ibiza se encuentra el pequeño y remoto pueblo de San Juan. La agricultura todavía se practica tradicionalmente en el área, y los interesados ​​en el agroturismo pueden disfrutar en el entorno rural.
En el pueblo se alza una iglesia blanca del siglo XVIII y las casas que la rodean son en buena parte típicas construcciones cubistas de la isla. Algunas de esas casas son una reminiscencia de las casas en la costa atlántica del norte de España, creando un estilo Mediterráneo muy especial.

Todos los domingos en San Juan se celebra un mercado de artesanía que atrae a locales y visitantes al pueblo con todo tipo de productos auténticos de Ibiza. Las bandas locales acompañan este mercado con música en vivo y hacen de la visita una experiencia especial. Las fincas tradicionales de los alrededores invitan todavía más a unas vacaciones relajantes.

También en el norte de la isla, justo al oeste de San Juan, encontrará el resort de San Miguel. Con su estilo único atrae a turistas a la costa norte en medio de su paisaje agreste. Las casas blancas originarias de  Edad Media tardía o de tiempos más modernos son custodiadas por una iglesia fortificada. Allí, los aldeanos solían refugiarse de los constantes ataques piratas. Hoy, en las noches de verano, la danza tradicional tiene lugar en la plaza frente a la iglesia, mientras que en el pueblo se puede disfrutar del tradicional guiso de pescado Bullit de Peix.

Muy cerca de San Miguel se encuentra la Cova de Can Marca. La antigua cueva de contrabandistas se puede explorar como parte de una visita guiada y es particularmente interesante para los niños con sus impresionantes estalagmitas y estalactitas. A pocos minutos en coche puede pasar un día inolvidable junto al mar en Cala Benirras. La bahía está enmarcada a ambos lados por rocas altas y la playa de arena está surcada por guijarros y rocas. ¡Es un lugar ideal para bucear! Pero cuidado, cuando la playa está llena, las carreteras están cerradas. Esto también se aplica a las celebraciones hippies, donde cantar y tocar los tambores en la playa. Esas tardes de tambores son siempre los domingos. Si no le perturba la atmósfera y llega a tiempo, puede experimentar esta moderna tradición.

Al utilizar este sitio web, usted acepta nuestra Política de privacidad.